AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




martes, 30 de abril de 2019

La cliente insistente



Bueno para aquellos que no me conozcáis, me llamo Roberto y junto a mi maravillosa y morbosa mujercita hace ya tiempo que tenemos este nuestro/vuestro morboso Blog de Parxti donde nos gusta compartir nuestras experiencias, vivencias y ocurrencias del deseo.


Trabajo de cara al público en una tienda situada en el centro de la ciudad. Es un negocio de nicho al qué acuden solo personas que ya saben lo qué buscan y seguros de encontrarlo. Esto no quita qué al mismo tiempo, cómo en todas las tiendas, tenemos muchos artículos relacionados con nuestra actividad (y estratégicamente situados) que ofrecemos a los visitantes para fomentar la así denominada "compra a impulso".

Qué quiero decir con todo esto?? pues que generalmente la clientela viene a por algo en concreto y ya si acaso se lleva algo más, pero es muy raro que entre alguien "a mirar".

Ella llevaba ya un rato dentro de la tienda y cuando le pregunté si necesitaba algo me contestó; no, he venido solo a mirar. Continuo con su particular recorrido y poco después dijo; bueno gracias, ya volveré con más tiempo, ahora escapo que tengo que entrar a trabajar.

Pasarón unos cuantos días y una mañana volvió a visitarme. Esta vez traía toda una serie de preguntas y dudas que necesitaban una aclaración y cuando contesté a todas me pidió un artículo muy especial que debía encargar. Me dejó un número de teléfono, pago la reserva (obligatoria) y me rogó que se lo buscará lo antes posible.

El producto en cuestión lo pedí con la entrega express y al día siguiente lo tenía allí, cuando llamé a la cliente, tras agradecer la velocidad del servicio me pregunto a que hora iba a cerrar y me aseguró qué haría todo lo posible por pasar antes de lo hora del cierre porqué le hacía muchísima falta.

A las ocho y veinte, cuando ya estaba recogiendo entro Ella, se notaba que venía corriendo pues aparecía bastante acalorada. Vestía un blusa ligera que dejaba medio transparentar un bonito "cruzado mágico" que realzaba un seno de por si generoso. Una falda primaveral de vuelos hasta la rodilla le deba un aspecto más juvenil de la edad que sin duda tenía. Su sonrisa elocuente en un rostro apenas maquillado le concedía una frescura muy agradable, si venía de 8 horas de jornada laboral no parecía pesarle mucho su trabajo.



Después de darme de nuevo las gracias me pidió por favor que la ayudará a poner las pilas en el accesorio que había comprado. Es qué soy tan torpe que las pongo siempre al revés, me dijo. Había dejado, aunque ya eran más de las 8.30 la puerta abierta sin darme cuenta y por eso aprovecho una señora para entrar en la tienda. Tuve que atenderla y cuando salió, cerré la puerta y puse el cartel de cerrado. Si no, no me iban a dejar terminar nunca y me quería ir a mi casa. Me faltaba a mi la torpe de turno para terminar el día xd.

Colocadas las pilas, probado el artilugio y puesto de nuevo todo en su debido orden en la caja con cada envoltorio en su sitio por aquello de la garantía, me dispuse a cobrar, mi cliente saco un enorme monedero de esos con mil tarjetas con tan mala suerte que lo abrió al contrario y toda su bonita colección de visa, carnés, y tarjetas de fidelidad varias acabaron desparramadas aquí y allá por el suelo de la tienda.

Hay que torpe, Dios mío, hoy es la tercera tontería que hago. Cómo por instinto me encontré agachado recogiendo tarjetas enfrente de ella, ocupada en el mismo menester. En esa postura en cuclillas delante a mi, y con las faldas un poco subidas para permitirle agacharse, tuve una visión tan excitante cómo turbadora al mismo tiempo. Podía desde mi posición, y en tanto Ella se apresuraba a recoger sus pertenencias sin prestarme apenas atención. observar claramente su entre pierna, su ropa íntima, que apenas podía contener una bulba hinchada de grandes labios esculpidos en el fino tejido de sus bragas.


Estaba completamente "colgado" mirando su chochito cuando su voz me devolvió al mundo, 

perdona, ¿puedes dejar de mirarme las bragas?   Mientras se incorporaba continuo
Y no me vayas a decir qué no me las estabas mirando!!


Ehh, bueno, si claro, cómo para no mirar, ya sabes los tíos....
Bueno y qué, te han gustado?
Qué?, perdona, qué si me han gustado??
Si eso, exactamente, te han gustado?? o acaso eres gay?? bueno no, de cómo me mirabas no puedes ser gay.

La verdad es qué me había dejado un poco noqueado, iba bastante más deprisa que mi cabeza y me había pillado infraganti mirando su entre pierna, algo que había cambiado absolutamente mi capacidad de percepción y prioridades. Eso, estaba turbado, de ese coñito que había intra visto, algo que me pierde mucho más que un tanga asomando, que también.
Pero me estaba vacilando, ya no me regañaba, y además metía caña, gay decía. Es verdad que en la cama soy totalmente bisexual, pero para mi las mujeres son la cosa más bonita del mundo sin duda alguna. No me lo perdería por nada al mundo, pero la señora sabía lo suyo y me estaba empezando a amedrentar. 

Me han gustado?? claro que sí, me han parecido maravillosas. Pero sabes una cosa??
No, dímelo tú
Estoy cerrando, me tengo que ir.  


En realidad no quería ir a ningún sitio pero me salió así, y Ella dijo entonces, en tanto se alejaba hacia la parte interior del local,

Mira, no tienes que cerrar, la puerta ya la has cerrado y esa mirada tuya que me comía el coño merece su premio, he tenido un día asqueroso y no se me ocurre mejor manera de arreglarlo. 

Cuando se situó en una parte de la tienda que no se veía desde el exterior, con un movimiento tan sensual como eficaz, se desabrocho la falda y la dejo caer a sus pies. Ahora si que podía mirar bien sus bragas, sus caderas, los flancos y esa bulba hinchada coronada por un generoso monte de Venus, que delicia.

Me acerque a su lado, Ella me cogió de la mano y me invito a agacharme a su lado, levanto una pierna por encima de mi con una agilidad asombrosa y la apoyo sobre mi hombro y apartando un poco sus braguitas me dijo; 

chúpame el coño ya!!



parxti@hotmail.com




Nuevos Rumbos



Nos gustaría mucho contar con vuestra participación, con vuestros comentarios, con vuestros deseos. En esta nueva etapa de este nuestro/vuestro morboso Blog de Parxti, deberíais ser vosotros nuestro hilo de Ariadna.....




parxti@hotmail.com

lunes, 29 de abril de 2019

Tus fotos nos ponen

y nos encanta que nos las mandéis para publicar aquí con vuestros mensajes subidos de tono, Gracias y hasta pronto.



parxti@hotmail.com

El tiempo que (no) pasa

Muy buenas a todos, a toda la compañía morbosa que alguna vez ha visitado este nuestro/vuestro morboso Blog de Parxti.

El tiempo pasa, nosotros cambiamos y el morbo, perdura, mejorando con la madurez que nos alcanza.

Oler, acariciar, desear, toca, chupar, comer, morder, saborear, excitar, estimular, gozar, morbosear, enseñarla, ofrecerla, disfrutarla y follar, follar, y follar, siempre y hasta la victoria!!!!

Volvemos, poco a poco, con tanto material vital nuevo y tantas otras experiencias al borde el inverosímil, siempre disfrutando de esa maravilla que es el deseo.




parxti@hotmail.com