AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




viernes, 5 de julio de 2019

Nueva sesión fotográfica.....Las Fotos de Parxti

Poco a poco nos estamos organizando en nuestra nueva vida para retomar nuestras fotos erótico/artísticas que tanto nos/os excitan.

No es tarea fácil ya qué no contamos con la misma "estructura" tan comida que teníamos en otros tiempos. Pero confiar en nosotros y veréis que poco a poco nos organizamos sin problemas....

Alguien en la zona de Sevilla nos quiere ayudar????? Ummmmm




























Fotos originales de Parxti de junio 2019


A disfrutar......y deja algún comentario, gracias



El marido cornudo y remolón.....



Al final nos encontramos en el sitio pactado y allí estaba Ella. Tal y como me había prometido su marido y cornudo señor, con medias de encaje, minifalda, sin bragas ni sujetador. La blusa de thull dejaba entre ver perfectamente sus grandes pezones que coronaban sus enormes tetas.

Tras las presentaciones de rigor me senté con ellos al lado contrario del marido y dejando a María entre nosotros dos.

Aquel bar a media luz era bastante incomodo y el asiento que había elegido la pareja era quizás el menos indicado para nuestro juego. Aún así y con mil ojos puestos en el numeroso personal que atendía la sala medio vacía pude palpar algo de su generoso cuerpo.



Controlando con el rabillo del ojo a uno de los camareros, según mi impresión, un poco mosca, le susurre al oído que abriera las piernas. Con disimulo enfile la mano bajo aquella exigua faldita y palpe su coño perfectamente rasurado. Era verdad, no llevaba bragas, menudo frío tenía que haber pasado hasta llegar allí.

Tenía unas ganas locas de follarme aquella puta, Ella, evidentemente tenía las mismas o más que yo, pero su marido se empeñaba en beber a cortos traguitos un inoportuno gin tonic fuera de cualquier horario lógico.

Estuvimos un buen rato hablando de mil tonterías circunstanciales y cuando finalmente el dió el último trago de su interminable cubata y parecía llegado el momento de irnos, llamó al camarero y pidió otro.

Yo tenía la polla a punto de explotar dentro de mis pantalones, a mi lado estaba sentada medio desnuda, o mejor dicho, medio vestida de putilla, su mujer, que estaba bien buena. Y este tío, que me había buscado y hecho llegar hasta allí parecía no tener ninguna prisa.

Había dos posibilidades, levantarme y dejar aquel caramelo a medio pelar o armarme de paciencia y estar al juego de su dueño. No hace falta decir que opté por la segunda.

Visto que el marido parecía no tener ninguna prisa y habíamos quedado para entregarme a su mujer, decidí pasar a la modalidad "paciencia" y me pedí, aún siendo temprano, una cerveza.

También decidí pasar de camareros y público y con un pie le obligué a separa las piernas, la metí la mano debajo de la faldita mini y empecé a toquetearla el chochito de manera más decidida. No tardo en humedecerse y me entregué a fondo en aquella paja que le estaba practicando en público a la distinguida señora tan puta.

Ella contenía a duras penas los gemidos y menos mal que donde estaba sentada nadie podía ver su rostros ya que daba la espalda a la sala, por que la expresiones de su cara entre que contenía los gritos y las muescas de placer, eran todo un poema.

Pude sentir como se corría cuando todo su cuerpo se estremeció en un calambrazo. Me susurró que parara y aún jadeando en silencio alargo una mano para coger su refresco. Momento que aproveche para pasar mis dedos, mojados de sus humores, por sus labios e introducir dos de ellos en su boca.

Chupa cariño, que están muy ricos.

Su marido apuro el cubata y dijó, vamos...... 


No te pierdas la continuación.







martes, 11 de junio de 2019

Carmen y el dogging.....


Aquí os dejamos una breve sesión de dogging y exhibicionismo en medio al campo




























parxti@hotmail.com



fotos originales de parxti agosto 2018



lunes, 3 de junio de 2019

Y Carmen vuelve a posar para vosotros


Por motivos totalmente ajenos nuestra pícara voluntad en estos últimos tiempos no hemos podido practicar uno de nuestros juegos favoritos.......excitarte!!!!

Si hay una cosa que le gusta a Carmen es posar para mi y para ti y que poco a poco la vaya animando a dejarse llevar.




Tenéis que saber que la parte más "excitante de nuestras sesiones es la fase inicial de calentamiento. Cuando con malicia le susurro a Carmen frases certeras como dianas que  la hacen mojarse.





Para conseguir las mejores fotos hay que "trabajarse" siempre los pequeños detalles, animando siempre el espíritu de la modelo con los oportunos toques mágicos.....




 Poco a poco


se va metiendo en el papel de perfecta modela hot



y abriendo las piernas......


hasta que no puede más de tanta foto 


y empieza a pedir atención




Cuando le recuerdo que muchos os masturbáis viendo su cuerpo, se moja de nuevo y empieza a susurrar sus deseos lascivos de pollas y coños ajenos....




Y al final siempre me "obliga" a follarla pidiéndome a gritos que invite alguno de vosotros.



Las cosas buenas nunca dejan de serlo y por eso Carmen cada día está más sexy y morbosa. Por cierto, le encanta leer vuestros comentarios...



lunes, 27 de mayo de 2019

La ventana

En el alféizar de la ventana cogí sus manos y las levante hacia lo alto de su cabeza para apoyarlas a palmas sobrepuestas en el vidrio al mismo tiempo que con un ligero movimiento de pies separaba sus piernas.




La tenia así de espaldas a mi abrazada, que podía sentir todo mi cuerpo entrelazado en el suyo y mi cabeza que apoyada en ella de lado podía susurrar mi deseo en su oido.




Con mi mano izquierda sujeté dulcemente pero con decisión sus dos muñecas en alto, subiendo mi brazo y los suyos lo más posible y le concedí el tiempo para interiorizar mejor su posición corporal, hasta que ella misma casi sin darse cuenta, abrió aún más las piernas y arqueándose sinuosamente elevo ligeramente sus nalgas.



Mi otra mano empezó a acariciar sus flancos, su cadera, la  espalda para poco a poco insinuarse en su vientre, su ingle.

Ella temblaba con cada caricia, su cuerpo se restregaba con el mío, podía sentir cómo su respiración tornaba jadeo.

Los dos estábamos enloqueciendo de deseo, su olor, intenso, delicado, a fruta y sudor, me hipnotizaba.

Un perfume, que después me ha acompañado en el tiempo del recuerdo con su integra intensidad. Fragancia que distingo entre millones, cuando mis receptores, aún con el desenfoque del tiempo que pasa, excita mi pasión de deseos e íntimos recuerdos.






Sin dejar de sujetar sus muñecas en alto, deslice mis dedos hasta esa linea metafórica que me pierde los sentidos en el horizonte elástico de las bragas.

La temperatura del pubis se podía sentir en la yema de los dedos, un monte de Venus de ligero vello esencial enaltecía aún si cabe la intima bienvenida.

FOTO MONTE DE VENÚS

Nunca podré olvidar aquellos abundantes humores.




Estaba tan mojada que entonces entendí cuanto me deseaba, ya totalmente abandonada a mi ímpetu y descaro.
Es un momento que adoro, un poco cuando la presa desea ser cazada, cuando sabes que en ese momento, cualquier propuesta bien planteada será aceptada.......

Roce muy ligeramente sus carnosos labios y realmente no podía más, imaginar al tacto aquel coño me estaba volviendo loco.




Ella, a mis suaves roces respondió con aún más humedad y entonces ahora sí empece a tocar su sexo con toda la dedicación que solicitaba.




Saqué la mano de mi Edén para desabrochar el botoncillo que mantenía en su sitio el ancho pantalón que vestía con tanta gracia. La tela callo a sus pies y Ella los aparto a un lado.






Unas graciosas braguitas con estampadas unas florecitas le daban todavía un aire más inocente. Su viso, dulce, salpicado de pecas y de mofletes redondos, con dos ojos vivaces siempre muy abiertos de un verde esmeralda que te capturaban sin piedad, le conferían a Ella un aspecto mucho más juvenil de sus 27 años y dos vástagos ya destetados.





Y cómo continuaba apoyada en la ventana, que aunque daba a una calle muy poco concurrida, no era el caso de desnudar su pecho al mundo. Pero vamos que me iba a conformar y cómo de poder disfrutarlo bajo su amplia blusa. Un sujetador negro de encaje encerraba dos tetas maravillosas, duras y de ya tiesos pezones




Preciosa era por dios





Soltando las muñecas que hasta entonces había mantenido saldamente sujetas en lo alto del cristal me deshice del sujetador cómo pude y empece a acariciar su seno por debajo de la blusa 





Ella, al contrario de abandonar aquella postura, se hecho para atrás de manera que pudiera abarcar sus tetas cómodamente con las dos manos.




Su pubis clamaba por ser descubierto y acariciar aquellos finos hilos de oro que componían su escaso bello desierto aún más mi deseo de aquel delicado fruto.



Por eso baje mis labios hasta casi los suyos y allí me detuve para intentar concentrar todos mis sentidos en su olor, su intimidad, su profundo y delicado perfume.



 
Deslice todo lo despacio que pude sus braguitas hasta qué cerro ligeramente sus piernas y ellas también cayeron a sus pies.




Ya desnuda de cintura para abajo me arrodille ante sus postres para degustar cada centímetro de aquel fruto prohibido.




Ella de pie aún apoyada en el alféizar de la ventana, no tardo en dejar caer todo su peso encima de mi cara, pidiendo con movimientos siempre más enérgicos que no dejara de hacer aquello que estaba haciendo....si, si, sigue, no pares, diosssssss que gusto, cómeme el coño entero, si, así, no pares, sigue!!!

Se incorporó si puede decirse así y ya apoyada a 90º sobre el alféizar me suplico que la follará, 

"venga tío coño, me estás volviendo loca, que esperas a meterme tu polla hasta la garganta cabrón"




Ante su maravillosa cueva, que continuaba a contraerse tras el orgasmo y su suplica me deslice suavemente hasta lo más profundo de su ser.......




De repente se pudo escuchar un ruido que provenía del piso de abajo.






Ohhh cielos mi marido!!!!!!




Todavía hoy no sé cómo escapé de allí



parxti@hotmail.com