AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




sábado, 7 de enero de 2017

2017 y La vecinita china


Nuestra vecina, casi amiga, china ya es parte de nuestra cotidianidad. Compramos en su tienda, nos la encontramos por la calle, en el jardín, en las escaleras. 

Sabemos cuando esta de mal humor y cuando le apetece hablar. Si, es un poco rara, de pronto es súper maja como que otras veces ladra. En esos momentos mejor no pretender nada porque se la ve rayada con su tipo o los niños o la tienda o las tres cosas a la vez.

De todas formas cuando esta de buenas es una tía muy maja. Solo que cuando se anima y se embala a hablar para contarte sus cosas ya no la entiendes nada.




Tengo que confesar que últimamente me tenía algo preocupado. Un día le dimos un toque a las tantas porque sus vástagos estaban montando un pifostio considerable. 

Estuvo como 5 días sin saludar

Y así que como coincidiendo, Ella, dejo de tender sus intimidades al viento.

Yo controlaba cada día el tendedero pero de braguitas chinas na de na.

Lo comenté con mi mujer, además se me hacía como raro que no quisiera casi hablar conmigo. Incluso llegué a pensar que igual me había pillado haciendo una foto de su ropa y.....

Lo comenté con Carmen, pero Ella me dijo que si, que había visto algo, para al final, al cabo de unos días confirmar mi sospecha.

La china ya no colgaba sus tanga y sujetadores en la cuerda de fuera. Lo haría dentro??

Carmen me dijó un día, quizás es que nosotros lo que vimos era el cambio de armario y ahora ya se pone otras cosas. Explicación claramente femenina.



Solo ropa de niño y alguna braga de la abuela.

Hasta que hace unos días me la encontré, súper amable. Dulce y cariñosa como ella sabe ser. Uff finalmente respiro y me dije, mira aquí la chinita que a mi me pone.

Al día siguiente tenía la cuerda llena de complementos sugerentes.



Esta mañana, toqueteando a mi chica, he comenzado a susurrarle que me encantaría ver a nuestra vecinita entre sus piernas, para luego observar como se comen el chochito recíprocamente, y Carmen se ha mojado toda con mis guarradas....

No hemos levantado, mirado por la ventana, y hoy también quiere enseñarnos algo suyo





Finalmente puedo respirar. Esta tarde me he pasado por la tienda y que amabilidad, que dulzura, que polvo la echaría..

Así que queridos compás de este nuestro/vuestro Blog de Parxti, hay chinita para rato en el 2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Que piensas?