AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




viernes, 29 de julio de 2016

Baños públicos, segunda parte

El ya estaba allí, en el rellano de la escalera, lo pude reconocer fácilmente por su camisa, no tardó en seguirnos y yo, sin que mi mujer se diera cuenta, me encamine hacia el lugar de  nuestra emboscada…..

Para salir al parking debíamos por fuerza pasar por delante del baño de minusválidos. Un sitio grande, sin vigilancia en la zona, situado justo en una zona de poco paso y sin cámaras a la vista. También muy limpio ya que es un centro comercial nuevo, apenas abierto y además creo que como lo usa muy poca gente esta impecable. La habitación es realmente espaciosa y la zona lavabo esta muy separada del resto. Lo de las cámaras de vídeo vigilancia es muy importante, porque llevo tiempo buscando baños para una aventura así y casi todos los baños públicos tienen una o varias cámaras de seguridad en la zona del ingreso. Imagino que precisamente para controlar este tipo de cosas.

Recuerdo una vez en un famoso museo que me ligue a una de las azafatas de la exposición, la seguí por varias salas, ella no tardo en entender. Nos miramos y con un guiño me hizo que la siguiera, melero hasta uno de los baños del museo. Nos dio tiempo justo a que me hiciera una memorable mamada y a mi a salir de aquel sitio cuando me cruce con dos seguratas en el pasillo que iban lanzados hacia los baños. Siempre me he preguntado si aquellos tíos nos tenían controlados por las cámaras de seguridad, si la despidieron, o si, quizás, antes de, se la follaron los dos en aquel baño tan controlado……jajajaja.

Volviendo a nosotros, bajamos las escaleras mecánicas, llegamos a la planta del parking, el ya estaba allí como si nada y Carmen ni si fijo en el, entra tanta gente que iba y venía. La conduje sin que se diera cuenta hacia la esa salida en cuyo pasillo esta el baño de minusválidos, y cuando pasábamos al lado de la puerta, la abrí y la empujé dentro. Carmen no había todavía preguntado que coño estaba haciendo que nuestro cómplice desconocido abrió la puerta del baño y se metió allí con nosotros.

Carmen me dijo susurrando, eres un cabrón, ya sabía yo que te traías algo entre manos, en tanto hablaba le di la vuelta, la apoyé en la pared y le levante el corto vestidito veraniego. Debajo llevaba una de esas tangas de inexistente tela. Es una imagen que no falla nunca, el duro y formoso culito de mi mujer con una de sus diminutas braguitas. A los tíos (y las tías) les pone siempre a mil.

Empece a sobarle las nalgas y nuestro amigo, aún con su timidez temprana por la juventud e inexperiencia, no tardo en alungar sus manos y empezar también a acariciar a mi chica. La separé un poco las piernas para poder acceder mejor a su chochito y no habían pasado 70 segundos desde nuestra entrada en ese limpio baño que ya estábamos los tres como locos de la excitación, nosotros tocando su cuerpo que se contorneaba bajo nuestras manos y ella gozando de nuestro toril deseo.

El la tocaba súper excitado y yo me arrodille a lamer un poco su coñito ya mojado.Carmen tiene una destreza increíble para buscar y sacar al viento el atributo de nuestros cómplices, y yo siempre miro de reojo que tal andan para entender mejor como vamos. No la tenia particularmente grande, más bien, en ese momento estaba bastante pequeñita. 



Carmen ya susurraba y pedía caña y se inclino bien hacia delante solicitando ser penetrada, le metí dentro mi polla y la verdad es que estaba tan excitado de la nueva situación y de haber concluido tan bien mi trabajo de "preparación" de la erótica emboscada, que no tardé en correrme.

Por otro lado, aunque tranquilo, no dejábamos de estar en un baño especial en un centro comercial bastante frecuentado. La verdad es que el sitio estaba impecable, todo reluciente y con un agradable perfume del ambientador . Por una vez tenía un olor fresco, y nada de esas fragancias densas e insoportables que suelen poner. No me apetecía nada salir de allí y encontrarme la familia Pérez intentando entrar en el baño o los seguratas del centro mosqueados. Así que preferí dejar allí a mi caliente esposa en compañía de nuestro nuevo joven "juguete" y salir fuera a controlar mejor el horizonte.




Salí del baño diciendo a el de cerrar la puerta tras mi salida y e aposté en las vecinanzas, en un lugar discreto desde el que podía controlar si venía alguien y al mismo tiempo pasar desapercibido.

Durante mi espera fuera la aventura fue casi mejor. Allí estaba yo mirando la puerta de aquel baño sabiendo que dentro estaba un chaval follandose a mi mujer. Que estaría haciendo? como se lo haría? y Ella? que haría?. Cada pareja o familia con hijos que pasaba por la puerta de aquel baño fornicador era un sobresalto, será esta familia, aquella, esos, si esos van al baño seguro. Ahh no, esos tampoco.




En un momento dado paso por allí una mujer que se veía claramente que andaba buscando guerra, pensé, y si la empujo a ella también dentro de aquel baño y nos la follamos los tres…???

Estaba como una moto, la polla dura, enorme dentro de mis pantalones, me sentía mojado imaginando que pasaba allí a al mismo tiempo como preocupado de que antes o después, alguien con derecho y verdadera necesidad reclamara aquel baño cerrado.

No es lo mismo si quieres entrar en un baño, esta ocupado, esperas a que se quede libre y cuando sale el que esta dentro son dos…..que tres. Además que nosotros vivimos en la zona y conocemos un montón de gente. Si por casualidad alguien querría entrar y esperaba fuera en la puerta, bueno pues si salen dos, al ser un baño especial, pues oye, uno ha ido a ayudar al otro. Aunque aparentemente no se un minusválido, nunca se sabe. Pero vamos, si salen tre y además coincide que pasa por allí un empleado tiquismiquis, o peor aún, uno de seguridad, la vergüenza que puedes pasar, o el problema, si te denuncian, que te puedes buscar, es importante.

Por eso salí de allí y deje a los dos solos. Pero tal y como tenía la polla otra vez de gorda, y lo que tardaban, me arrepentí varias veces de no estar dentro con ellos follando a mi gatita caliente.


Estaba en esas conjeturas y controlando con la vista, mirando hacia todos los lados, para intentar prevenir un desastre probable, que se abrió la puerta del baño y salió mi mujer. Vino a mi encuentro me beso los labios con picardía y me susurro, gracias mi amor.



si quieres proponer algo interesante.....


5 comentarios:

  1. ufff la fantasia de los lugares públicos!!!
    En el coche es genial!!
    sexoycolor.com

    ResponderEliminar
  2. Caliente, morboso, excitante, vicioso y sexualmente ardiente, el señor polvazo que le disteis los dos, tanto uno por la excitación como el otro por la complicidad.

    BRAVO, BRAVO y BRAVO, veo que os gusta ser calientes en vuestros juegos, y eso os lo reconozco, porque no es fácil calentar a la gente que os lea, y más con las fotos, y más sabiendo que sois una pareja que vivís vuestra sexualidad plenamente libre, eso si, con todos mis respetos, le falto a Carmen una doble penetración, pero seguramente que eso lo haréis en otra ocasión.

    Lastima que ya no sea joven, jejejeje, pero lo dicho, FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. Caliente, morboso, excitante, vicioso y sexualmente ardiente, el señor polvazo que le disteis los dos, tanto uno por la excitación como el otro por la complicidad.

    BRAVO, BRAVO y BRAVO, veo que os gusta ser calientes en vuestros juegos, y eso os lo reconozco, porque no es fácil calentar a la gente que os lea, y más con las fotos, y más sabiendo que sois una pareja que vivís vuestra sexualidad plenamente libre, eso si, con todos mis respetos, le falto a Carmen una doble penetración, pero seguramente que eso lo haréis en otra ocasión.

    Lastima que ya no sea joven, jejejeje, pero lo dicho, FELICIDADES.

    ResponderEliminar

Que piensas?