AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




lunes, 25 de agosto de 2014

Beatriz, cuando las apariencias e…… 1 Relatos de Parxti

Me pierdo sin saber como resumir ese volcán de sensaciones. Ese torbellino de placer.

Mi mente se confunde sin poder extrapolar un relato ordenado en medio de tantas facetas diversas. No puedo elegir, nunca se si me excita más el sentir o el pensar, o el resultado de las dos vertientes de un mismo devenir que convergen en una experiencia siempre única, igual y diferente, La modorra del temprano atardecer me invade y su recuero me excita hasta desear masturbarme ahora mismo, abandonando las laborales obligaciones que me atan a esta mesa donde apoya este teclado que me permite escribir.

No es guapa, no puedo decir que sea guapa, pero si atractiva, terriblemente atractiva. Su cara no es agraciada, pero si hay en ella armonía, creo que es su mirada la que le dona esa sensualidad irresistible. Su cuerpo estilizado de torpes movimientos y proporciones áureas es casi perfecto. De duros y pequeños senos que se adivinan placenteros subyugados resortes de carnal despertar. La he visto ya vestida de maneras bien distintas, y hay días que se presenta destartalada y otros que la elegancia la precede. Es increíble como las mujeres puedes cabiar tantísimo. Parecer feas debajo de una belleza sexy y genuina o de procaz desear sin nada que justificar.

Siempre tímida, de hablar discreto al pausar las escogidas palabras que va a pronunciar. Parece, a veces te deja engañar, un poco torpe, inmadura o corta de pensar. Lo que solo es una apariencia siempre más contrastada con su nueva visita. Parece tonta, tímida y mojigata pero mi olfato de machito resabido me dice que debajo de tanta parsimonia se esconde una verdadera gata, un animal de sexo puro que me muero por probar.

Hace deporte con frecuencia, no ejercicios cualquiera, disciplinas que requieren técnica, destreza y sacrificio. Ideales para temprar un físico que, de amazonas hoy ataviada, ahora entiendo por que tan en forma se mantiene. Otra sorpresa en la sorpresa, esa aparente fragilidad domando un impetuoso corcel al ligero paso en la amplitud del encinar, en la dehesa, y allí donde la colina se empina hacia las nubes.

Como a mi se me empina, y  vuelo hacia las nubes pensando lo que le haría.
Capturar su ser en mi tela y despacio, excitada hasta la intima humedad, compartir sus sabores com mi consorte. Desnudar su cuerpo, de reservas despojado, que a nuestro juego se entrega para gozar en un triángulo equilátero, donde los cuerpos todos a uno en un tres perfecto, se conceden.


Beatriz…….

1 comentario:

  1. "...gozar en triángulo equilátero, donde los cuerpos todos a uno en un tres perfecto, se conceden."... parafraseando al filósofo Proclo, "Dondequiera que haya un número está la belleza." En este caso, la tricotomía, el trinomio, la tríada se me antoja tan apetecible como morbosa y, sin duda, entre los susurros y los gemidos que imagino, plena en placeres libidinosos.
    Lindo le texto...
    Mil gracias.


    ResponderEliminar

Que piensas?