AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




lunes, 22 de julio de 2013

Descubriendo el sexo anal..... Información sexual en el Blog de Parxti


Descubriendo el sexo anal
Existen unas palabras mágicas que cuando se articulan conjuntamente hacen que se produzca un silencio sepulcral: Sexo anal. Aunque también causan impacto y revuelo entre los hombres, cuando las pronuncias en una reunión de mujeres te encuentras con mejillas sonrojadas, expresiones de espanto y ….silencio. Así que ya sabes, si quieres hacerte oir entre un montón de féminas grita: SEXO ANAL!Y el espacio sonoro será todo tuyo. Y es que esta práctica sexual está muy estigmatizada por mitos, tabúes y malas praxis. No obstante, se puede llegar a disfrutar de la estimulación anal si se es consciente de las falsas creencias que la rodean y si se aprenden otras maneras más saludables de iniciarse en ella.

En las reuniones tupper-sex, donde existe cierta apertura a la hora de hablar sobre sexo, las chicas suelen contar que han tenido experiencias dolorosas o que les han dicho que no es placentero, que es imposible llegar al orgasmo de ese modo. Además tienen miedo de que ese momento se convierta en algo sucio dado que es la zona escatológica por excelencia. Otras piensan que se trata de una práctica denigrante e irrespetuosa hacia la mujer y que si la practican puede que su pareja les pierda el respeto. Por otra parte, aquellas que lo disfrutan no dicen nada por vergüenza y miedo a ser juzgadas. Y todas coinciden en que es una fantasía recurrente en los chicos, quienes a veces las presionan para hacerlo “por la puerta de atrás”.

Por todo ello, muchas lo ven como una amenaza más que como una oportunidad para examinar y ampliar su mapa erótico corporal. Pensemos que nuestro cuerpo está envuelto por una capa sensitiva llamada piel que nos posibilita un mundo de sensaciones por descubrir. De este modo, si no lo exploramos, nos perderemos otras formas de placer. Yo les digo que si no llaman a esa “puerta” no sabrán que hay detrás y que es posible que les guste. Incluso pueden llegar a tener un orgasmo de este modo.

El sexo anal no es solamente la penetración del pene, sino que pueden incluirse besos, caricias y estimulación oral en ésta zona. El esfínter es especialmente sensible a los mimos puesto que está irrigado por numerosas terminaciones nerviosas recubiertas por una fina capa de piel.

Nos decantamos por iniciarse en el placer anal a solas, de modo que no se esté sometido a ningún tipo de presión y se pueda seguir el ritmo del propio cuerpo. Si me lo permitís, hablaré en femenino, puesto que en un principio he hecho alusión a las mujeres, aunque puede aplicarse a ambos sexos y a relaciones tanto homo como hetero. Para empezar es importante estar relajadas y hacerlo porque apetezca. En un primer momento se puede optar por introducir poco a poco el dedo meñique. Progresivamente se puede introducir un dedo más largo. 

Estos ejercicios son imprescindibles para dilatar el esfínter. Pensemos que éste no posee ni la flexibilidad ni la lubricación que tiene la vagina y que por ello debemos dedicarle tiempo para la acomodación, así como un lubricante que facilite el deslizamiento y evite la fricción.

El siguiente paso sería usar algún accesorio/juguete e ir jugando con las texturas y los tamaños del mismo para la dilatación y la auto-exploración. Es sumamente importante que el artilugio esté confeccionado con materiales de primera calidad y que cuente con un “tope” puesto que, de no tenerlo, corremos el riesgo de que el esfinter se cierre reflejamente y no podamos extraer dicho objeto de modo que tengamos una urgencia. Para ello existe una amplia gama de productos, como las cadenas, bolas anales o los “plugs” que cuentan con elementos que los hace totalmente seguros y que permiten la dilatación a la par que una gran variedad de sensaciones. 

Queremos comentar que muchos de esos juguetes, a nuestro parecer, son demasiado largos y muchas veces parecen amenazantes; además su longitud no está justificada puesto que la zona erógena es la entrada o esfínter. Por otro lado, cuanto más profunda sea la penetración, más posibilidades hay de encontrar materia fecal, por lo que proponemos juguetes más cortos y anatómicos para esa zona.

Se puede comenzar a practicar con la pareja cuando se esté familiarizada y cómoda con la estimulación anal. Para eso se han de tener en cuenta las siguientes recomendaciones


  • La higiene es muy importante, por ello se recomienda lavar bien la zona antes y después del sexo anal. Del mismo modo no se deben introducir en la vagina, elementos que han estado en contacto con el ano. Para ello se deben de higienizar.
  • El uso del preservativo –a poder ser, más grueso- es fundamental para evitar las infecciones y enfermedades de transmisión sexual.
  • Es conveniente dilatar la zona con los dedos o con los juguetes, tal y como se practicó en la intimidad.
  • Emplear lubricantes
  •  que faciliten la penetración, mejor que sean con base acuosa.
  • Adoptar una posición cómoda, como la del “perrito” y relajarse.
  • Para empezar, la persona que recibe, debe ajustar el ritmo y decidir sobre la intensidad y profundidad del juego sexual.
  • Como toda práctica sexual, se debe hacer porque apetezca, no por sentirse obligada. 

Si aún así no te sientes cómoda con el sexo anal, no te preocupes, para gustos y variedad…la sexualidad humana! Eso si, te animo a explorar. Conócete y  diviértete.


FUENTE:

Artículo de MSN mujer, escrito por María Pérez y publicado el 22 de julio 2013




Te gustaría quedar con nosotros????


648 254 362



©Parxti 2013


Abandona esta web si eres menor de edad : Web de contenido adulto (siguiendo la normativa especificada en la ICRA)




1 comentario:

Que piensas?