AVISO A NAVEGANTES

Atención: para mayores de 18 años. En esta web no se vende nada y ha sido creada exclusivamente para compartir gratis con todos vosotros nuestra singular experiencia vital de pareja morbosa. Tus comentarios a las entradas del Blog nos ponen, pero si quieres solo contactar por favor escribe a parxti@hotmail.com




domingo, 4 de noviembre de 2012

De compras al chino.....Relato



Era uno de esos almacenes enormes de “todo a 100” en un polígono industrial de la periferia.  Había estado otras veces y me acordé que en el segundo piso tenían una sección de intimo baratillo bastante surtida. Hacia días que tenía en mente comprarle a mi chica algo de ropita para nuestros juegos privados. 
Elegí algunos completitos picantes y tangas de varios colores Era increíble, no costaban nada, lo mismo que en la mercería de la esquina te clavan 49,90 euros allí valía  3,90.
Estaba encantado buscando completitos sexy cuando una voz femenina me dijo desde detrás;
Muy bonito, ese a mi me gusta mucho.
Me di la vuelta y allí estaba una chica china que imagine fuera una dependiente.
Te gusta?, es bonito si
Me gusta, pero me gusta más este y con decisión eligió un modelo del expositor.
Tenía un color parecido al morado, era bastante hórtera, lleno de bordadítos, pero bastante sexy, me lo paso y  le dije que no estaba mal. Luego eligió otro modelo. Intente imaginarme como sería puesto en el cuerpo de mi mujer, pero era difícil. La chica china, la verdad es que tenía una estatura y volumen de pecho similar a Carmen. Busque una 38 y ella entonce me dijo que no, que era demasiado pequeña, mira yo, llevo una 40, eso es pequeño, al tiempo que se ponía el sujetador por encima de sus pechos para que lo viera mejor.  Me vino casi natural acercar el siguiente modelo a sus pechos para hacerme una idea mejor de cómo se veía el conjunto Estuvimos así un rato, que ella me pasaba modelos y yo se los apoyaba encima para ver como quedaría.
No se que fue, pero en un momento, en tanto le apoyaba en su seno, por encima del jersey el sujetador elegido y ella se contorneaba para enseñarme el efecto, entendí la lujuria que iluminaban sus ojos. Me estaba poniendo malo. Era una situación ridícula, yo con en mano veinte perchas con modelitos sexy y apoyando sujetadores en las tetitas de la chinita. 
La prueba sucesiva deje las perchas encima de un estante, cogí el modelo más atrevido, separe las braguitas y le puse encima el sujetador. Me detuve astutamente mas tiempo con mis manos en su cuerpo, le encaje literalmente el sujetador en sus tetas con un masaje que estimulo un calambre mutuo.. Ella empujo literalmente su busto hacia delante para que mi mano sintiera mejor sus formas. Debajo de toda aquella ropa se intuía un duro pezón. Me lance a un masaje del pecho entero que ella permitió por unos instantes, luego se aparto y me miro con aparente enfado.

Perdona, te he molestado? No he podido evitarlo, perdona, no quería molestarte
Fue en ese momento que me di cuenta de la radio que colgaba de su cintura. Por un momento la imagine llamando por radio a 3 chinos que me iban a dar una demostración completa de artes marciales. Osti, te vas a enterar!
Sus palabras me tranquilizaron;
Tu no melestar, tu muy guapo, yo preocupada por gente
Crees que es la talla justa? Deja que te lo vea puesto!
Ella protesto muy poco, la gire y le di un empujoncíto en la dirección de los probadores. Me miro, avanzo dos pasos, se paro. Se puso de nuevo en movimiento y justo antes de entrar en el probador me lanzo una mirada que me quito la respiración. 
Estaba a mil, tenia la polla que no me cabía en los pantalones, me estaba haciendo daño.
No tardo en asomarse ligeramente por la cortina. Me mire alrededor, menos mal que el almacén estaba desierto. Estaba sudando. Me acerque al probador y cuando estaba enfrente abrió totalmente la cortina.
Era preciosa, la armonía en el viso, un cuerpo de sueño, bien contorneado y a tono. Una tetitas deliciosas se adivinaban debajo del estrecho sujetador. Las trasparencias veladas del tanga traslucían un chochito cuidadosamente rasurado con una graciosa mecha rebelde y un sensual tattoo acostado.
Me cogió la mano y me atrajo hacia si al tiempo que cerraba la cortina. Le pregunte por la eventualidad de que subieran sus compañeros, que la buscarán, 
Búscame tu a mi ahora,  y deja el tiempo para ellos. 
Saco ligeramente un pecho y acerco mi boca a su túrgido pezón, su mano me condujo hacia la caliente entrepierna de embriagadoras humedades ……..
Salí de allí poco después, como flotando. De mis manos pendían 4 bolsas repletas de intimo, 5 completos, 10 sujetadores, 12 tangas, 3 cullotte, 2 picardías, 4 completitos eróticos y no se cuantas cosas más.












derechos reservados 2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que piensas?